¿Cómo debe ser el colchón de tu segunda residencia?

person Publicado por: Cerovejas list En: Consejos En: comment Comentario: 0 favorite Visualizaciones: 114

Las vacaciones son el período del año en el que más solemos dormir, y por ello, es importante contar con un buen colchón también en tu segunda vivienda.

Si tienes una segunda residencia, es probable que sea tu lugar de descanso, relajación y búsqueda de tranquilidad. Las vacaciones son el período del año en el que más solemos dormir, y por ello, es importante contar con un buen colchón también en tu segunda vivienda. Además, debes tener en cuenta algunos consejos a la hora de mantenerlo en un lugar que habitualmente pasa más tiempo cerrado. Te lo contamos todo en este artículo.

➡️ ¿Qué tipo de colchón necesitas en tu segunda vivienda?

Un error que cometen algunas personas es pensar que, como pasan menos tiempo en la segunda vivienda, el colchón no es tan importante. Sin embargo, un mal colchón puede convertir tus vacaciones de ensueño en una pesadilla. Si no descansas adecuadamente, terminarás el período vacacional con sensación de estar más agotado que cuando empezó.

Por tanto, necesitas el mismo tipo de colchón que el que tienes en tu residencia habitual, que será al que mejor te adaptes cuando estés en tu casa de vacaciones. Lo único que debes tener en cuenta es el tipo de clima predominante, con especial atención a los climas húmedos.

Así influye el clima en la elección del colchón

Si tienes una casa en la playa o en una zona con un gran porcentaje de humedad habitual, conviene tener en cuenta ciertos aspectos. Para evitar que la humedad penetre en el colchón y prolifere la aparición de bacterias y hongos, es imprescindible escoger un modelo cuyos materiales favorezcan la transpiración y la ventilación constante.

Los colchones de muelles ensacados, por ejemplo, son una de las mejores alternativas para este tipo de climas, ya que mantienen siempre un espacio de ventilación óptimo para que no se acumule la humedad. Y, si además se combinan con espumas viscoelásticas, el resultado es aún mejor, ya que se reduce la dureza habitual en este tipo de colchones.

➡️ ¿Cuáles son las características más importantes?

Ya sabes que el colchón que instales en tu segunda vivienda debería tener las mismas características que tu colchón habitual. Pero, ¿cuáles son estas cualidades óptimas?

Transpiración

La capacidad de transpiración es uno de los elementos más importantes en cualquier colchón. Es importante que el material del que están hechos no retenga la humedad ni el sudor, sino que ventile adecuadamente para evitar que se reproduzcan microorganismos en él. En este sentido, hay distintos tipos de colchones entre los que puedes escoger:

     Colchones viscoelásticos: el grado de transpirabilidad dependerá del tipo de material, aunque cuentan con la ventaja de que se adaptan mucho mejor a la curvatura de tu espalda.

     Colchones de muelles: disponen de un conjunto de muelles que garantizan una ventilación constante, siendo unos de los más recomendados para zonas excesivamente húmedas.

     Colchones de espuma: las espumas de alta densidad con las que se fabrican los colchones hoy en día también proporcionan una buena ventilación.

Firmeza

La firmeza de un colchón no es lo mismo que la dureza. De hecho, son tan poco aconsejables los colchones excesivamente duros como los que son demasiado blandos. Un buen colchón se caracteriza por repartir el peso de tu cuerpo de forma homogénea, por lo que el grado de firmeza que mejor se adecúe a ti dependerá de tu peso. De ahí la importancia de probar cada colchón.

Por otro lado, es importante que se adapten a la curvatura natural de tu espalda para proporcionar una sensación mayor de comodidad y evitar alteraciones posturales que te puedan ocasionar problemas.

Elasticidad

Además de la transpiración y la firmeza, la elasticidad es otro de los elementos clave a tener en cuenta a la hora de escoger el mejor colchón. La elasticidad es la capacidad que tiene el material del colchón para recuperar su forma original cuando retiramos el peso de nuestro cuerpo del mismo.

Cuanto más elástico sea un colchón, menos deformación sufrirá y, por tanto, más larga será su vida útil. Aún así, todos los colchones tienen una duración de uso determinada, y tampoco es conveniente dormir sobre un colchón que ya debería cambiarse.

➡️ Consejos para mantener tu colchón en buen estado en tu segunda residencia

Una de las características de las segundas residencias es que son lugares que, de manera habitual, permanecen cerrados. Esto implica que puede incrementarse la humedad interior al no haber ventilación durante muchos meses seguidos. En esta situación, los colchones tienden a estropearse con más facilidad si no se toman algunas medidas para protegerlos y que mantengan su buen estado durante más tiempo:

     Utiliza una funda para proteger la superficie: tapar el colchón es básico para evitar que sufra desperfectos y que se acumule en él el polvo y la suciedad. Sin embargo, no es conveniente taparlo con cualquier tejido. Lo más recomendable es hacerlo con una funda protectora específica para colchones, que son más transpirables e impermeables para que no se acumule la humedad dentro de ellas.

     La posición, mejor en horizontal: hay algunas personas que tienden a guardar el colchón en posición vertical, sin darse cuenta de que es más probable que se deforme que si se mantiene en posición horizontal.

     Mantén las persianas bajadas: si el colchón está en una habitación en la que suele dar el sol, te aconsejamos bajar las persianas. Una exposición prolongada al sol puede deteriorar el material del colchón y acortar su vida útil.

➡️ El mejor colchón para tu segunda vivienda, al alcance de tu mano 

Ahora que ya sabes qué características debe reunir el colchón que escojas para tu residencia ocasional, y cómo mantenerlo adecuadamente, solo te queda elegir el que más te guste. Y, si la vivienda no es muy grande, puede resultar útil escoger un colchón sobre un canapé, que proporciona un espacio de almacenamiento muy interesante para guardar ropa de cama, toallas o cualquier otro objeto que puedas tener en tu segunda residencia.

Lo importante es que te asegures de que el colchón que eliges cumple todas las características indispensables que buscas para lograr el mejor descanso posible.

Y, si sigues teniendo dudas sobre qué colchón es el más adecuado para ti, en Cerovejas te asesoramos de manera personalizada para que encuentres tu colchón perfecto. Porque, si no descansamos en nuestra segunda vivienda durante las vacaciones, ¿cómo vamos a recargar las pilas para el nuevo curso?

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deja tu comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Registro

Registro

¿Ya tienes una cuenta?
Inicia sesión o Restablece tu contraseña
Whatsapp